Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘presupuestos’

 

Vivimos en un extraño país. Y hablo de extrañeza porque nuestros empresarios y dirigentes políticos se empeñan en recomendar recetas a los demás que luego son incapaces de aplicar por sí mismos. Y opino que eso nos hace perder oportunidades como colectivo y quizá obtener pan para hoy pero asegurar el hambre para mañana.

Hablo de la formación – naturalmente – y de su necesidad para salir adelante de la crisis. Incrementar los niveles de la fuerza laboral es – según dicen todos los gurúes y el sentido común más elemental – una condición absolutamente necesaria para incrementar la calidad del trabajo y la productividad. Y eso significa crear mayor valor y mejorar la competitividad, lo que a su vez repercute en el incremento tanto de ventas como en su globalización. Y así sucesivamente. Con formación, obviamente, no se sale de la crisis, pero desde luego ayuda a preparar el futuro de una forma mucho mejor y a garantizar que la salida será más rápida.

Pero parece que la administración quiera dedicar los presupuestos a mantener ocupados a los jóvenes y a los parados. Y lo comento porque sigo viendo cursos subvencionados que son auténticas tonterías: Más parecen enfocados a la tercera edad que a colectivos que deban ser introducidos o reintroducidos en el mercado laboral. Y eso cuando – como en este momento – no los recorta en aras de un equilibrio presupuestario que podría obtenerse prescindiendo de otro tipo de lujos superfluos o haciendo que los contribuyentes (sobre todo los que no se preocupan ni del paro, ni de la formación ni de esas minucias) participaran del sostenimiento de las arcas públicas (de las de este país, claro, no de las de las islas Caimán) en la proporción que les tocaría hacerlo. Me gustaría hacer los números para saber cuántos parados o jóvenes podrían formarse con lo que cuesta – con la aprobación unánime del Congreso – un día de nuestra aventura en el remoto Afganistán (extraordinaria herencia del trío de las Azores) o de la fuerza aeronaval destinada a apoyar lo más incruentamente posible la revolución Libia.

Y qué decir de los empresarios, accionistas y gerentes. Los hechos nos llevan a suponer que únicamente disponen de una visión a plazo inmediato. A la que se huele a crisis o se pone en peligro la obtención de pingues beneficios, tijeretazo que te va. Recorte de gastos y de plantilla, con lo que parece deducirse que los empleados son un gasto. Quizá esté en su mente que el futuro nos deparará la empresa sin operarios pero con cúpula directiva pagada pingüemente. No me extraña que la sensación de desmotivación sea general, porque la preocupación hoy no está en mejorar ni en implicarse de una forma activa en los objetivos de la empresa, sino en conservar el puesto de trabajo y conseguir que los recortes salariales que le hayan de aplicar permitan sobrevivir por algún tiempo.

Es posible que durante unos años este país haya vivido por encima de sus posibilidades. Ahora ya poco podemos hacer aparte de golpearnos el pecho y entonar el mea culpa (cosa que es de tontos, porque los factores desencadenantes de la situación financiera – por mucho que lo quieran negar y mirar hacia otro lado – han venido de los especuladores de los mercados, de las entidades de crédito dirigidas por aventureros muy bien pagados y no siempre bien preparados, con ansias de prestigio y lucimiento personal y de los excesos de las administraciones dirigidas por políticos más interesados en su reelección que en sus electores). Pero algo sí podemos hacer: Prepararnos e invertir en incrementar nuestro conocimiento y desarrollar nuestras habilidades. Se precisan más y mejores líderes en todos los niveles. Hacen falta especialistas, innovadores y emprendedores que permitan avanzar a nuestra economía. Debemos concienciarnos y huir del conformismo. Solo saldremos airosos con nuestra implicación personal en todos y cada uno de los colectivos de los que formamos parte. Y hemos de exigir a los dirigentes de éstos colectivos que nos faciliten los medios necesarios para mejorar.

Anuncios

Read Full Post »